Dekora.com.ar




DEKORA INFORMA.....

 

“ PINCELADAS SOBRE EL NOBLE OFICIO
DE LA RESTAURACION”

Hace tan solo quince años, el concepto general de “restaurar” una pieza, tenía que ver con intervenciones pesadas, muy elaboradas y por supuesto, que nadie lo notara. Existían conceptos muy arraigados que tenían que ver con la terminación “a nuevo” de la pieza; que luego era “envejecida” para no desentonar.
Los que intervenían la pieza se preocupaban mas por el maquillaje, que por la estabilización de la misma.
Existían muy pocos talleres con profesionales formados, que luchaban entre la falta de materiales, por el estado de conservación de las obras de arte y la posibilidad de su lectura; entiendo que se debía arribar a una lectura seguida, sin interrupciones graves.
Inútil resultaba argumentar que tantos mantos de “Madonne” eran azules y que los viejos barnices amarillentos los habían tornado verdes por la simple ley de los complementarios.
De manera que al tratar la remoción del barniz y el restablecimiento de la relación cromática original se abrió paso entre los acostumbrados “Refrescados”. Estos eran repintes aplicados para iluminar áreas sobre los barnices envejecidos y terminaban cubriendo la obra original. Todo esto sin olvidar las concesiones del “pincel” al gusto “particular”.
Sin embargo en nuestro país existió un interés pionero y subsiste hoy ayuda conjuntamente por la difusión, los estudios, la bibliografía, la informática que han contribuido a modificar criterios, tanto en los restauradores como en los coleccionistas.
Hoy nos encontramos muy frecuentemente, con un interlocutor con clara idea de lo que quiere para su obra. Pero aun falta recorrer un tramo importante del camino, ya que si bien tenemos la fortuna de contar con profesionales de primer nivel, que viven actualizándose, investigando y con gran cantidad de horas taller por la gran cantidad de objetos que pasan por sus manos; también es cierto que esta noble profesión se ha visto invadida por “amateurs” por llamarlos de alguna manera que se han lanzado a ejecutar obras para las cuales no poseían y/o poseen la necesaria formación técnica, simplemente al ver las obras los resultados dolorosamente están a la vista. Son híbridos con grandes zonas re-hechas a nuevo y con el fin de esconder la restauración, la obra ha sido “ejecutada”.
Lamentablemente hay un desconocimiento tan profundo de los simples pero éticos principios de la restauración que un día del año 1965 tomó forma en el documento mas corto, claro y conciso, en la ciudad de Venecia y que se conoce como “Carta de Venecia”.
El restaurador ya no es hoy un artesano de buena voluntad, es un técnico que enfrenta problemas de difícil solución, todos distintos, en los que no hay productos mágicos, ni procesos milagrosos, sino un estudio Físico-Químico de las posibles patologías.
Hoy existen certificación de las mismas por métodos seguros (Rayos X, microscopia analista, infrarrojo, etc.) y la formulación de un tratamiento de la intervención MINIMA para la obra de arte, cualquiera sea su genero(Óleo, Talla, Porcelana, Papel, etc.)
Todo esto unido a una impecable manualidad que debe cultivarse por años. Sin temor a equivocarme puedo afirmar que quien no lee hace 5 o 6 años esta desactualizado en un 70% de metodologías, sustancias, adhesivos, consolidantes y sus procesos de aplicación.
De manera que por el bien de esta actividad tan apasionante, es importante que ese señor/ a que va a cubrir con lustre de goma laca, preciosamente apomazado y aplicado a muñeca con laboriosidad y artesanado impecables, tal vez aplicando un poliuretano o algún sellador, sepa que esta dañando para siempre la protección original de la pieza, cambiando sólida excelencia por frágil brillo preventorio.
Y los propietarios de las mismas deben cuidar que sus obras sigan siendo eso:” Obras de Arte”, estables y con digna edad que posen.
Por último les recuerdo que en esta actividad no hay “avispas” ni “liftings”.
Lic.Graciela Masiá
Inst.Téc.Restauración

 

< Ver todas las noticias

 

 

Copyright 2004-2020 Dekora - Argentina - Todos los derechos reservados..